Final Fantasy Crystal Chronicles The Crystal Bearers

 :: Consolas :: Wii

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Final Fantasy Crystal Chronicles The Crystal Bearers

Mensaje por Alternative el Sáb Feb 13, 2010 9:24 pm

Cuando Square Enix presentó hace unos años el universo de las crónicas del Cristal a los usuarios de Nintendo (en GameCube), los seguidores de Final Fantasy lo recibieron con los brazos abiertos. Se trataba de un gran cambio respecto a los Final Fantasy numerados, que por lo general nunca se cruzaron y siempre nos situaban en mundos independientes con su propia historia y circunstancias. El juego original del cubo de Nintendo, al margen de sorprender por su jugabilidad y su faceta multijugador, destacó especialmente por instaurar los muebles de un futuro guión muy interesante. Éste se ha utilizado en otras entregas y ahora tiene continuidad en Wii con el lanzamiento de Final Fantasy Crystal Chronicles: The Crystal Bearers. Aunque la historia transcurre cientos de años después del episodio de GameCube, el vínculo existe y es palpable en todo momento, teniendo relación directa lo ocurrido en aquel juego y en sus secuelas portátiles con lo que ocurrirá en éste. E ahí uno de los principales atractivos del producto.

Entre éste juego y el de GameCube, lo más grave ocurrido en el mundo de las crónicas del Cristal ha sido una gran guerra entre razas. En ésta guerra los Yukos lucharon con los Liltis, y estos ganaron el combate, de tal manera que los Yukos, aparentemente, se extinguieron. Los tiempos también han cambiado de manera radical, y el uso de espadas y armas medievales ha dado paso a la utilización de armas de fuego y tecnología bastante avanzada. Ahora, además, las artes arcanas y la magia están prohibidas en el reino de los Liltis. Esto ha provocado que la magia ya no sea algo habitual entre las personas, sino que sólo algunos pocos elegidos, conocidos como portadores, sean quienes puedan utilizarla.




El dominio de los Lilti en el mundo ha provocado la evolución tecnológica, y aunque todo parece estar más o menos en paz, la ausencia de los Yukos es perceptible. Los clavates viven a su manera, de forma sencilla y pacífica, arrimando el hombro cuando es necesario para no meterse en problemas, y los selkis viven alejados de los dominios de los Lilti, para aprovechar su gusto por la libertad. Por su parte, los portadores del cristal son temidos y odiados allá donde van, y es que la posibilidad de usar magia infunde miedo en todos aquellos con los que se cruzan. Pero la existencia de los portadores es beneficiosa para los Lilti, que les encargan misiones y tareas para aprovechar sus habilidades y poderes mágicos. En el caso de Layle, el protagonista, su aventura comienza cuando recibe la misión de escoltar el vuelo inaugural del crucero Alexis. Todo va bien hasta que la nave comienza a ser atacada, es entonces cuando Layle entra en acción y se cruza con algo que sorprende a todos los presentes: un yuko. Éste será el personaje que desencadene una serie de acontecimientos que revolverán el universo de las crónicas del Cristal y que pondrán a Layle en el papel del posible salvador de todo cuanto se conoce.

JUGABILIDAD

Los desarrolladores han tenido muy en cuenta las ventajas de control que supone trabajar en Wii y han exprimido al máximo el potencial de la consola de Nintendo. Así, nos encontramos con un sistema de control que no hubiera sido posible en ninguna otra plataforma. Con el nunchuk nos movemos (mediante el stick) y colocamos la cámara en la espalda de Layle o pasamos a primera persona (pulsando el botón Z o manteniéndolo pretado). El wiimote tiene una función más activa, dado que nos permite apuntar con un puntero en la pantalla. Éste será con el que marcaremos a la hora de interactuar con el juego, ya sea atacando enemigos, como marcando los lugares en los que querremos que Layle utilice sus poderes para avanzar. La cruceta de control sirve para mover la cámara, con B fijamos objetivo, A se utilizará en momentos determinados para ciertas acciones y con el botón 2, aunque suene raro, haremos capturas de pantalla (para coleccionar fotografías). Los controles, una vez les hemos tomado la medida, son intuitivos y sencillos, aunque quizá pueda cansar el tener que apuntar siempre con el puntero y no poder disfrutar de una mecánica de movimiento más tradicional. En cualquier caso, no hay que olvidar que nos encontramos con un juego de Wii, y que éste sistema de control suele ser una máxima en las propuestas exclusivas de la consola.




Como en otras entregas de las crónicas del Cristal, éste título combina exploración y combates en tiempo real con algunas secuencias de plataformas y habilidad. En la exploración vamos a tener grandes posibilidades, interactuando con multitud de personajes secundarios a los que podremos afectar de distintas maneras con nuestros poderes. Todos estos personajes cuentan con iconos de estado de animo sobre ellos que nos ayudarán a saber la situación en la que se encuentran y si podemos mejorarla de alguna manera. Cuando salgamos a la acción participaremos en secuencias interactivas, normalmente en movimiento constante donde nosotros deberemos apuntar con el wiimote y movernos o disparar. Por ejemplo, carreras en chocobo, niveles de disparo mientras caemos por el aire, o situaciones bastante emocionantes del estilo que aportan variedad al desarrollo de los acontecimientos.

En los combates vamos a movernos en tiempo real y, una vez más, habrá que usar los poderes del protagonista para atacar a nuestros enemigos. Mientras estemos en un combate la pantalla nos mostrará información relevante, como el número de monstruos que quedan, la vida del personaje, y un radar que indicará la situación de los enemigos. Al derrotar a los oponentes será importante cerrar las corrientes de miasma que encontremos, lo cual repercutirá en que consigamos objetos y materiales importantes. También provocará que dejen de aparecer criaturas, así que es importante prestarles atención. La curiosidad de los combates es que un segundo jugador se puede unir en ciertos momentos para atacar a los enemigos utilizando un segundo puntero. La idea es similar a la de títulos como Super Mario Galaxy, y aunque no es un modo multijugador real, sí ayuda a incrementar la diversión.



GRÁFICOS

Square Enix ha realizado un excelente trabajo representando el paso del tiempo en el mundo de las crónicas del Cristal, y plasmando los cambios que han generado los conflictos bélicos ocurridos en éste margen de tiempo. El marcado estilo medieval de las anteriores entregas se ve ahora complementado, aunque no erradicado, por una ambientación de corte tecnológica implementada por las decisiones de los lilti. Esto nos permite acceder a edificios de estilo moderno, sistemas de transporte avanzados, y un notable repertorio de cambios, tanto físicos como visuales, que representan los cambios sufridos por éste mundo. Pero al mismo tiempo, se mantiene la magia y la ambientación de fantasía características de la franquicia con la incorporación de magia, aldeas con reminiscencias medievales, y monstruos y criaturas más propios de mundos épicos. Todo ello aderezado con la excelente utilización del color que caracteriza a todos los juegos de las crónicas del Cristal.

Por otro lado, el diseño de personajes es muy destacable, con un héroe chulesco al que terminas tomándole cariño, y un abanico de secundarios que, si bien no son demasiado originales, cumplen con algunos prototipos que siempre ayudan a dar consistencia a la ambientación. La cámara del juego, por su parte, nos da algún que otro quebradero de cabeza, pero dado que se puede controlar manualmente, no se le puede pedir mucho más al título.



MÚSICA & SONIDO

Un doblaje en inglés de alta calidad, con voces muy simpáticas y animadas caracteriza al desarrollo de la aventura y las secuencias de vídeo. Para que comprendamos las conversaciones si no sabemos inglés se incluyen subtítulos en castellano, aunque si entendemos el idioma de Shakespeare apreciaremos que no traducen demasiado literalmente las conversaciones de los personajes. No obstante, aunque se utilizan otras expresiones que sí provocan que a veces se altere la personalidad de los protagonistas, la esencia y el significado de los diálogos se mantiene en todos los subtítulos. La banda sonora es de estilo épico, con melodías emocionantes que acompañan cada tipo de situación con gran habilidad, mientras que los efectos de sonido le dan contundencia al desarrollo de enfrentamientos y exploración.

CONCLUSIÓN

Una propuesta de un atractivo innegable para todos los amantes de las crónicas del Cristal o de los usuarios de Wii en general. Si no has probado ningún juego de la saga con anterioridad vas a disfrutarlo igual, pero los fans que la van siguiendo desde sus orígenes encontrarán en la aventura un manjar con el que deleitarse durante horas. Square Enix está haciéndolo realmente bien con ésta sub-franquicia, y los usuarios de la consola de Nintendo pueden estar muy orgullosos. Quizá no disfrutan de los Final Fantasy numerados, pero tienen un juego con el suficiente atractivo como para satisfacer sus ansias de un buen RPG, en éste caso uno activo pensado especialmente para ellos.

Título: Final Fantasy Crystal Chronicles The Crystal Bearers

Nota: 80

Plataforma: Wii

Género: RPG

Desarrollador: Square Enix

Editor / Distribuidor: Square Enix / Koch Media

_______________________________
Alternative
avatar
Alternative
Administrator
Administrator

Fecha de inscripción : 11/09/2009
Localización : Madrid (Spain)

Ver perfil de usuario http://alternative.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 :: Consolas :: Wii

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.